Contribución del fitomejoramiento al desarrollo económico social y medioambiental

16 marzo 2017

Imagen Destacada
Actualmente existe en la sociedad una opinión negativa acerca de las técnicas de manipulación genética, especialmente en el área de la agricultura, debido generalmente al desconocimiento de los beneficios que estas técnicas proporcionan tanto a nivel de producción como a nivel medioambiental y de bienestar social.

Irene Cruz Almeida y Mireya Galárraga

Es por ello que organismos internacionales como el Foro Humboldt para la Alimentación y la Agricultura (HFFA) ha elaborado un informe en el que plasma con datos estadísticos y evidencias científicas los efectos beneficiosos derivados del fitomejoramiento en los últimos años en la Unión Europea. Hace referencia a técnicas de mejora de cultivos a nivel global, y no exclusivamente a modificaciones genéticas. El estudio se ha centrado en el análisis de los principales cultivos de la unión europea (trigo, maíz, cereales, oleaginosas, girasol, remolacha y patata principalmente) en los últimos 15 años.

En cuanto a la producción agrícola, se ha observado un crecimiento del rendimiento gracias al fitomejoramiento. Se ha estimado que la producción de los cultivos estudiados habría sido un 16% inferior si no se hubieran empleado técnicas de mejora. En el siguiente gráfico puede observarse las cantidades adicionales producidas (en millones de toneladas) desde el año 2000 [Figura 1]. Este incremento ha contribuido a su vez a estabilizar los mercados y a reducir la volatilidad de los precios.

Figura 1. Producción de los cultivos en millones de toneladas en la UE. Fuente: HFFA Research GmbH

Además el aumento de la producción de estos alimentos contribuye a la lucha contra la malnutrición junto con la creación de algunos cultivos enriquecidos en carbohidratos, proteínas y aceites vegetales.

Todo lo anterior puede traducirse en términos de prosperidad económica, sobre todo en las áreas rurales, pues como consecuencia el PIB de la UE ha aumentado en 14 millones de euros y se ha conseguido una mayor generación de empleo en este sector en los últimos 15 años. Aproximadamente se han creado 70.000 nuevos puestos de trabajo, especialmente más mano de obra en la cosecha, transporte y almacenamiento, pero también empleos indirectos.

Por otro lado, tener una mayor producción gracias a las técnicas de mejora agrícola ha contribuido a equilibrar las exportaciones y las importaciones, convirtiendo a la UE en exportador neto de trigo, patata y otros cereales [Figura 2].

Figura 2. Comercio de productos agrícolas con y sin fitomejoramiento (millones de toneladas) Fuente: HFFA Research GmbH

El hecho de obtener mayores rendimientos por unidad de área también tiene un efecto positivo en el medio ambiente puesto que supone un ahorro de suelo. Si no se hubieran aplicado técnicas genéticas en los cultivos de la UE en estos últimos 15 años, tendrían que haberse dedicado más de 19 millones de hectáreas como superficie agrícola, contribuyendo así a la deforestación.

Otro aspecto positivo considerable derivado de lo anterior es la reducción de emisiones de CO2. Puesto que se ha ahorrado el cambio de uso de 19 millones de hectáreas de suelo, preservando así los recursos naturales de esta superficie, se ha evitado emitir 3,4 billones de toneladas de CO2. De este modo se logra también conservar la biodiversidad. Se ha calculado que la pérdida de biodiversidad equivaldría a la biodiversidad que se encuentra en 6,6 millones de hectáreas de bosque húmedo brasileño (según el indicador GEF-BIO). Por último, es muy importante mencionar el ahorro de recursos hídricos por el uso de variedades modificadas genéticamente que requieren menos agua para su producción.

Este estudio permite concluir que estas técnicas combinadas con las tradicionales contribuyen al desarrollo social, económico y medioambiental garantizando la producción a gran escala de cara al futuro. Es por ello que el siguiente reto es ampliar el apoyo político para facilitar la aplicación de estas técnicas, generando más inversión e investigación en este campo.

Bibliografía:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *